La violación de los derechos humanos, ¿algún responsable?

 

          Las condenas nunca serán suficientes, menos cuando un Estado o una corte internacional tarda entre 20 o 30 años en “hacer justicia”, o en muchos casos nunca se logra. Con la pérdida de la vida ya no importa nada, la muerte lo extingue todo, menos el dolor de los que siguen vivos esperando un turno para la justicia, que se simboliza en la pena y la prisión, pero aun privados de la libertad no dejan de operar y libres se reorganizan; la verdad[1], que se busca con casi un morbo desesperado del dolor, del querer conocer el paso a paso de la tortura y últimas palabras antes de la muerte, como si entre tantos muertos y violencia sistemática se identificara uno: “el suyo”[2]; la reparación, busca que se condene al Estado interna e internacionalmente, una y mil veces, por miles de millones de dolares (ya que el peso colomboiano está tan devaluado), que se reconozca a las víctimas en público y se les desagravie por todos los muertos, y a todas se les diga que después de la reparación ya han quedado satisfechos sus derechos humanos y que el Estado les ha garantizado los derechos humanos.

          El ¿por qué lo mataron? eso si es fácil saberlo, por ser colombiano, por haber nacido en un lugar en donde la gente se odia y se mata por tener ideas diferentes y porque esos que se creen dueños de “las tierras”, y del poder deciden quién es el enemigo y ordena su persecución y premia el resultado de esa muerte. Es un país que hereda odios, cargos, poderes, desigualdad, los ricos y los pobres lo serán por siempre, como lo muesta su historia.

       ¿Qué hace un gobernante que no sea más que guardar su poder y aumentar su delirio de riqueza y grandeza? Y ¿Qué hace un pueblo más que creérse víctima y pobre? Los dos existen porque son convenientes entre ellos, de otra manera no se explica su permanencia, no solo mantener al pueblo en la creencia que es pobre, sino  hacerlo pobre e ignorante. Es la mejor estrategia de poder. Amenazarle con su seguridad y crear los enemigos. 

       Si la historia muestra que ya son más de 200 años en esta dinámica de guerra, violencia, y paz en Colombia, ¿De qué derechos humanos se trata? ¿Cuál es el Estado garante? ¿Cuál es la sociedad de derecho? ¿A qué derechos humanos se refiere la sociedad? ¿Cuántos muertos más requiere la paz? Muchas incoherencias en esta búsqueda de paz, en una sociedad de insatisfacción de derechos.

          Si se continúa buscando un culpable, vendrá el gobernante que se sigue en el turno, pero si se quiere una sociedad de derechos, se requiere de un ser humano que asuma lo que quiere de sí, de su vida, de su alrededor y haga que suceda, con sus actos, con su ejemplo, con las acciones que muestre que sí existe la sociedad que respeta al otro en toda su humanidad, eso es una sociedad de los derechos humanos, que no dependen de un sujeto en particular, sino de todos en especial.

María Carolina Estepa Becerra

 

[1] Ver informe Centro de Memoria histórica de Colombia. Basta Ya. Disponible en:  http://www.centrodememoriahistorica.gov.co/micrositios/informeGeneral/descargas.html

[2] Ver: Documental Impunity, disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=UXxWvT4X4wU